5.3.13

Pertenecer o no pertencer...

Una noche me encuentro viendo un clásico que me debía, Breakfast at Tiffany's, y termina clavándome un puñal en lo más profundo del alma justo al final, cuando no queda a qué más recurrir. 

En realidad más que eso me dejo un gran interrogante, algo en qué pensar por mucho tiempo, analizarlo, debatirlo, aunque no creo que se pueda coincidir en una respuesta.

Tiene que ver con ser libres, con amar, con dejar ir, con 'pertenecerle' a alguien, con querer hacerlo. 

En esta ocasión se nos presenta Audrey Hepburn en el controversial papel de una jovencita que vive el día a día sin apegarse demasiado sentimentalmente a nadie, hasta que por cosa del destino encuentra a ese hombre que podría ser todo lo que ella quiere y necesita. Pero se niega a sí misma a cambiar la vida que eligió, sabiendo que puede estar cometiendo un error garrafal.