22.5.07

Manual del Señor del Mal

Esto me lo pasó Juan, sacado del blog de no sé quién pero resultó muy gracioso, así que dejo mi selección de los 100:


"Ser un Señor malvado parece una buena carrera. Esta bien pagada, hay toda clase
de extras y puedes imponer tus propios horarios. Sin embargo todos los señores
del mal que he leido en libros o visto en peliculas siempre son destronados y
destruidos al final. He notado que no importa si eran señores barbaros, magos
trastornados, cientificos locos o invasores alienigenas, siempre parecían
cometer los mismos errores basicos. Con ello en mente permítanme
presentarles..."
Las 100 cosas que haría si algun día me convierto en un señor del mal:

2. Mis conductos de ventilacion seran demasiado pequeños para gatear por ellos.
3. Mi noble medio-hermano cuyo trono usurpe será asesinado, no encarcelado secretamente en una celda olvidada de mis calabozos.
5. El artefacto que es la fuente de mi poder no será guardado en la montaña de la desesperación mas allá del río de fuego guardado por los dragones de la eternidad. Estará en mi depósito de seguridad. Lo mismo es aplicable al objeto que es mi única debilidad.
7. Cuando haya capturado a mi adversario y él diga “antes de matarme, ¿podrías decirme al menos que es todo esto ?” yo dire ” NO ” y le dispararé. No, pensándolo mejor le dispararé y entonces dire “NO”.
8. Despues de raptar a la bella princesa, nos casaremos inmediatamente en una modesta ceremonia civil. No con un espectáculo sorprendente de tres semanas, tiempo en el cual la fase final de mi plan será desbaratada.
9. No incluiré un mecanismo de autodestrucción a no ser que sea absolutamente necesario. Si es necesario, no será un gran botón rojo con una etiqueta que diga “peligro: no pulsar”. El gran botón rojo, sin embargo, disparará una rafaga de balas sobre cualquiera lo bastante estúpido para usarlo. De igual forma, el boton ON/OFF no estará claramente marcado como tal.
11. Estaré seguro de mi superioridad. Luego no sentiré ninguna necesidad de probarla dejando pistas en forma de acertijos o dejando mis enemigos más debiles vivos para demostrarles que no suponen una amenaza.
16. Nunca usaré la frase “pero antes de matarte, hay una sola cosa que quiero saber”.
19. No tendré una hija. Ella sería tan bella como malvada, pero una mirada al robusto aspecto del héroe y ella traicionará a su propio padre.
20. A pesar de su probado efecto anti-stress, no caeré en las carcajadas típicas de maníacos. Cuando estás ocupado en eso es demasiado fácil no darse cuenta de desarrollos no esperados que un individuo más atento podría percibir.
21. Contrataría un diseñador con talento para crear uniformes originales para mis Legiones del Terror, no usaría baratos uniformes de rebajas que les harían parecer Tropas nazis, soldados romanos, o salvajes hordas mongoles. Todos fueron derrotados al final y yo quiero que mis tropas tengan una disposición más positiva.
28. Mi monstruo mascota estara guardado en una prisión segura de la cual no pueda escapar y en la cual yo no pueda caer accidentalmente.
29. Vestiré con ropas de colores brillantes y alegres, para sorprender a mis enemigos.
31. Todas las taberneras inocentes y atractivas de mi reino serán reemplazadas por camareras malhumoradas y hartas del mundo que no proporcionarán refuerzos inesperados y subargumentos románticos al héroe o a su compañero.
34. No me transformaré en una serpiente, nunca ayuda.
38. Si el enemigo que acabo de matar tiene un hermano menor o un hijo en algún lugar, lo encontraré y lo mataré inmediatamente, en lugar de esperar que crezca abrigando sentimientos de venganza contra mi cuando me encuentre en mi vejez. tiempo.
42. Cuando capture al heroe, me aseguraré de capturar tambien a su perro, mono, hurón o cualquier animal asquerosamente listo capaz de desatar cuerdas y coger llaves.
50. Mis ordenadores principales tendrán su propio sistema operativo, que será totalmente incompatible con el estandard de los portatiles dé IBM Y MAC.
52. Contrataré a un equipo cualificado de arquitectos para que examinen mi castillo y me informen de todos los pasajes secretos y túneles abandonados que yo deba conocer.
53. Si la bella princesa que capture dice “¡Nunca me casaré contigo!, nunca ¿me escuchas?, ¡NUNCA!” yo diré “Oh vale” y le mataré.
57. Antes de usar cualquier artefacto o maquinaria capturados, leeré cuidadosamente el manual de usuario.
58. Si es necesario huir, nunca me pararé para posar dramáticamente y decir una línea.
59. Nunca construiré una computadora pensante más inteligente que yo.
62. Diseñaré los vestibulos de mi fortaleza sin nichos o estructuras de soporte prominentes que los intrusos puedan usar para cubrirse en un tiroteo.
64. Iré a ver a un psiquiatra competente para curarme de todas las fobias extremadamente raras y extraños habitos compulsivos que puedan ser una desventaja.
69. Todas las niñeras serán expulsadas del reino, todos los bebes serán llevados a hospitales aprobados por el estado. Los huerfanos serán dejados en casas de adopción, no abandonados en el bosque para ser criados por critaturas salvajes.
74. Cuando cree una presentación multimedia de mis planes, de tal forma que mi consejero de cinco años la entienda fácilmente, no la dejaré encima de mi mesa con una etiqueta que diga “Proyecto del Señor supremo”
81. Si estoy luchando con el héroe encima de una plataforma móvil, le he desarmado y estoy a punto de matarle y veo que él se tira al suelo, yo me tiraré tambien al suelo, en lugar de girarme con curiosidad para ver lo que él ha visto.
83. Si estoy cenando con el héroe, pongo veneno en su copa y me debo ir por cualquier razón, pediré nuevas bebidas en lugar de intentar adivinar si él ha cambiado las copas de sitio.
86. Me aseguraré de que mi "dispositivo del día del juicio final” esté adecuadamente preparado y bien apuntado.
90. No diseñaré mi Sala de control de tal forma que todas las estaciones de trabajo estén en frente de la puerta.
94. Cuando estén arrestando prisioneros, mis guardias no les permítirán pararse para recoger una baratija de valor puramente sentimental.
100. Finalmente para mantener a mis súbditos permanentemente encerrados en un estado de trance descerebrado, les proveere con acceso gratis e ilimitado a internet. También quiero proclamar a “Hercules”, “Xena”, “Simbad”, “Tarzan” y “Robin Hood” como los Shows de Televisión Oficiales de la lista de Señores del Mal. Sus repetidos esfuerzos para ilustrar por qué los Señores del Mal necesitan una lista como esta son un ejemplo para todos nosotros.


Gracias Anónimo!